Glaucoma, el Enemigo Silencioso de la Visión

glaucoma

Según  la Organización Mundial de la Salud, el glaucoma es una de las principales causas de ceguera irreversible en el mundo occidental. Esta enfermedad, que a menudo no presenta síntomas evidentes, puede causar daños irreparables antes de ser percibida por quienes la padecen. Desde Benalúa Óptica, reafirmamos nuestro compromiso con la prevención del glaucoma, facilitando a nuestros pacientes el acceso a la información y a las soluciones tecnológicas más avanzadas para proteger su visión.

¿Qué es el Glaucoma?

El glaucoma comprende un grupo de trastornos oculares caracterizados por el daño progresivo al nervio óptico, esencial para la transmisión de imágenes al cerebro. Esta condición está frecuentemente asociada a un aumento en la presión intraocular (PIO), causada por un desequilibrio en la producción y drenaje del humor acuoso, el líquido que nutre y oxigena determinadas estructuras del globo ocular. Aunque la elevación de la PIO es un factor de riesgo importante, el glaucoma también puede manifestarse en individuos con presiones oculares normales. Sin una detección temprana y un tratamiento adecuado, el glaucoma puede conllevar a una reducción gradual del campo visual, comenzando por la periferia y avanzando hacia el centro, lo que eventualmente puede producir ceguera.

El Desafío del Diagnóstico precoz

glaucoma diagnostico precoz

Parte de lo que hace al glaucoma particularmente insidioso es su naturaleza asintomática en las etapas iniciales. Muchos afectados no experimentan molestias ni cambios visuales hasta que el daño es significativo, lo que subraya la importancia de los exámenes regulares de la salud visual para la detección precoz.

Síntomas del Glaucoma

El apodo de «ceguera silenciosa» que se le da al glaucoma resalta su capacidad para avanzar inadvertido. Inicialmente, puede no haber síntomas o estos pueden ser tan sutiles que pasan desapercibidos. La pérdida de la visión periférica es a menudo el primer indicio, pero debido a que nuestro cerebro es hábil compensando las deficiencias visuales, muchos no reconocen este síntoma hasta que es demasiado tarde. 

En las variantes agudas del glaucoma, como el glaucoma de ángulo cerrado, los síntomas pueden ser dramáticamente evidentes, incluyendo dolor intenso en el ojo, náuseas, visión borrosa, halos alrededor de las luces, y enrojecimiento del ojo. Estos síntomas requieren atención médica urgente para prevenir daños permanentes en la visión.

Impacto en la Vida Cotidiana

La progresiva pérdida de visión afecta significativamente a la calidad de vida, limitando actividades cotidianas como la lectura, la conducción y la capacidad para percibir detalles finos. La detección temprana y el manejo adecuado son fundamentales para conservar la visión y mantener un estilo de vida activo y pleno.

Tipos de Glaucoma

glaucoma

El glaucoma se clasifica en diferentes tipos según la causa y la mecánica del aumento de la presión intraocular. La comprensión de estas variantes es crucial para determinar el tratamiento más efectivo.

Glaucoma de Ángulo Abierto

Representando la mayoría de los casos (50%-80%), el glaucoma de ángulo abierto se caracteriza por el drenaje ineficiente del humor acuoso a través del sistema trabecular, lo que conduce a un incremento gradual de la presión ocular. Este aumento de presión ocurre tan lentamente que muchas personas no se dan cuenta de la pérdida de visión hasta que es considerable.

Glaucoma de Ángulo Cerrado

Contrario al de ángulo abierto, el glaucoma de ángulo cerrado ocurre cuando el ángulo de drenaje en el ojo se bloquea repentinamente, lo que puede causar un aumento rápido y severo de la presión intraocular. Esta forma de glaucoma es menos común pero mucho más dramática y dolorosa, requiriendo atención médica inmediata para prevenir daños visuales permanentes. Los síntomas pueden incluir dolor ocular agudo, visión borrosa, aparición de halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo, y en casos graves, náuseas y vómitos.

Glaucoma Congénito

Este tipo afecta a bebés y niños pequeños y es resultado de un defecto en el desarrollo del sistema de drenaje del ojo. A menudo, se requiere cirugía para corregir este problema y evitar el daño permanente al nervio óptico y la pérdida de la visión. Los síntomas pueden ser difíciles de detectar, pero incluyen lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y un aspecto anormalmente grande o nublado del ojo.

Glaucoma de baja tensión

El glaucoma de baja tensión ocurre cuando hay daño al nervio óptico y pérdida de campo visual a pesar de tener una presión intraocular dentro de los rangos considerados normales. Esto sugiere que factores distintos a la presión ocular elevada pueden contribuir al daño del nervio óptico, como una pérdida de la resistencia del nervio óptico a ser dañado.

Cómo Prevenir el Glaucoma

Aunque no existe una cura definitiva para el glaucoma, hay medidas que pueden minimizar el riesgo de perder la visión debido a esta enfermedad.

Diagnóstico Precoz

La detección temprana es esencial para prevenir el avance del glaucoma y la pérdida de visión. Los exámenes oculares regulares son cruciales, especialmente para aquellos con factores de riesgo elevados. Un diagnóstico precoz permite iniciar tratamientos que pueden estabilizar la presión intraocular y proteger el nervio óptico.

Controles Periódicos

La importancia de las revisiones oculares periódicas no puede subestimarse. Estas permiten monitorizar la evolución de la enfermedad y ajustar el tratamiento según sea necesario. La frecuencia de estas revisiones debe ser determinada por un profesional basándose en el riesgo individual y el estado de la enfermedad.

Alta Tecnología en la Detección

La innovación tecnológica juega un papel crucial en la detección temprana del glaucoma. Equipos avanzados como los tomógrafos de coherencia óptica (OCT) permiten a los especialistas evaluar con precisión la salud del nervio óptico y la capa de fibras nerviosas, detectando cambios sutiles mucho antes de que el paciente note cualquier pérdida de visión.

prevenir glaucoma

Cómo se Detecta el Glaucoma

La detección temprana del glaucoma es posible gracias a una combinación de pruebas diagnósticas, que incluyen:

  • Tonometría: Mide la presión intraocular y es fundamental para identificar a aquellos en riesgo de glaucoma.
  • Oftalmoscopía o retinografía: Examen detallado del nervio óptico para buscar signos de daño.
  • Campimetría Visual: Prueba que evalúa el campo visual del paciente, identificando áreas de pérdida de visión.
  • Gonioscopia: Permite examinar el ángulo irido-corneal para determinar si es abierto o cerrado, lo cual es crucial para el diagnóstico del tipo de glaucoma.

Cada una de estas pruebas proporciona información valiosa que, cuando se combina, permite a los especialistas hacer un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento más adecuado. En Benalúa Óptica, nuestro enfoque integral asegura que cada paciente reciba la atención personalizada necesaria para proteger su visión. De esta forma  y como agentes de atención primaria, nuestro objetivo es detectar signos que nos hagan sospechar de la existencia del glaucoma y remitir al paciente al oftalmólogo para que realice el diagnóstico y tratamiento adecuado.

A Quién Afecta el Glaucoma

El glaucoma puede afectar a personas de todas las edades, pero ciertos grupos tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad:

  • Personas adultas: La prevalencia del glaucoma aumenta con la edad, siendo más común en aquellos mayores de 40 años.
  • Antecedentes Familiares: Quienes tienen familiares directos con glaucoma tienen un riesgo mayor de desarrollarlo, lo que subraya la importancia de la genética en esta condición.
  • Miopes magnos: Las personas con alta miopía (> -6 dp) están en mayor riesgo de desarrollar glaucoma, particularmente el de ángulo abierto.
  • Traumatismos Oculares: Lesiones previas en el ojo pueden incrementar el riesgo de glaucoma.
  • Condiciones de Salud Preexistentes: Las enfermedades cardiovasculares, diabetes, y otras condiciones que afectan la circulación sanguínea pueden aumentar el riesgo de glaucoma.
  • Uso de Corticosteroides: El uso prolongado de medicamentos corticosteroides ha sido vinculado a un aumento en la presión intraocular, un factor de riesgo para el desarrollo del glaucoma.

Entender estos factores de riesgo es importante para la adopción de medidas de detección precoz. Es importante consultar cualquier duda con un profesional de la visión y, en su caso, concertar una cita para una consulta detallada de salud ocular.

Tratamiento del Glaucoma

Aunque el daño causado por el glaucoma no puede ser revertido, existen varios tratamientos disponibles que pueden ayudar a controlar la enfermedad y prevenir la pérdida de visión adicional:

Medicamentos

La mayoría de los pacientes con glaucoma comienzan su tratamiento con gotas para los ojos prescritas para reducir la presión ocular. Estas gotas pueden disminuir la producción de humor acuoso o aumentar su flujo de salida. Es crucial usar estos medicamentos exactamente como se indica para mantener la visión.

Terapia Láser

La trabeculoplastia láser es un tratamiento para el glaucoma de ángulo abierto que ayuda a mejorar el drenaje del humor acuoso. Para el glaucoma de ángulo cerrado, la iridotomía láser puede crear un pequeño orificio en el iris, mejorando el flujo de líquido.

Cirugía

En casos donde los medicamentos y la terapia láser no son suficientes, se puede considerar la cirugía para crear una nueva ruta de drenaje para el humor acuoso o para remover tejido que bloquea el drenaje. Estas intervenciones buscan reducir la presión intraocular y prevenir el daño al nervio óptico.

No Dejes que el Glaucoma Apague tu Visión

La lucha contra el glaucoma es un esfuerzo constante para preservar la visión y prevenir la ceguera. En Benalúa Óptica, enfocamos nuestros recursos en la detección temprana, educación del paciente y derivación al oftalmólogo. Invitamos a nuestra comunidad a realizar exámenes regulares de la vista y a consultar con nuestros especialistas si están en riesgo o experimentan síntomas asociados con esta enfermedad.

La detección temprana es la clave para proteger tu visión contra el glaucoma. Juntos, podemos trabajar para asegurar que tu visión permanezca sana por muchos años. No esperes a experimentar síntomas; una revisión oportuna en Benalúa Óptica podría marcar la diferencia entre una visión saludable y la pérdida irreversible de la vista.

Compartir:
Roque Pérez Prados

Roque Pérez Prados

- Doctor en Visión y Optometría (Phd) por la Universidad de Alicante.
- Máster Oficial en Optometría Clínica Avanzada e Investigación (Msc) por la Universidad Camilo José Cela de Madrid.
- Máster en Optometría por el Centro Boston de Madrid.
-Diplomado en Óptica y Optometría (DOO) por la Universidad de Alicante.

Entradas relacionadas

ortok y ninos

Orto-K y Niños

El tratamiento activo de la miopía es fundamental para minimizar el riesgo de deterioro visual irreversible causado por patologías oculares

Haz tu reserva
Online
[bookly-form]
Ir al contenido